FAMILIAS MORMONAS

Creencias mormonas: Artículo de Fe 13

Creemos en ser honrados, verídicos, castos, benevolentes, virtuosos y en hacer el bien a todos los hombres; en verdad, podemos decir que seguimos la admonición de Pablo: Todo lo creemos, todo lo esperamos; hemos sufrido muchas cosas, y esperamos poder sufrir todas las cosas. Si hay algo virtuoso, o bello, o de buena reputación, o digno de alabanza, a esto aspiramos.

padres-mormonesUna frase utilizada en el mormonismo es “perseverar hasta el fin”. Tal vez equivalente a la frase de Pablo, “mantener la fe”, es el mandato a los conversos de Cristo a permanecer fieles durante todos sus días. El mormonismo insiste en que el arrepentimiento no es algo que ocurre una sola vez. Es necesario continuar refinando la propia vida después del bautismo. Las buenas obras que vienen del arrepentimiento y el mejoramiento continuo de sí mismo es un resultado natural de una fuerte fe en Jesucristo. Después de amar al Señor, el segundo mandamiento es amar al prójimo. Es sobre estos mandamientos que se edifica el evangelio, y la vida justa es totalmente motivada en el amor de sus semejantes.

En lo que comúnmente se conoce como el Sermón del Monte, el Señor ofrece la instrucción perfecta del Evangelio sobre el vivir rectamente. El mormonismo ve estas palabras como un modelo para el progreso eterno, y para llegar a ser cada vez más como Cristo. El Salvador establece una ley del alma interior en lugar de acciones exteriores, para ser juzgado sólo por Dios, quien puede ver en el corazón, y no al hombre. En primer lugar se mencionan aquellos que son bendecidos por Dios, y viven el Evangelio felices – los pobres en espíritu, los mansos, los misericordiosos, los puros de corazón, y los pacificadores. Los pensamientos e intenciones no están exentos, y son, de hecho, la fuente del carácter y las acciones de una persona.  La ira es condenada y debe ser purgada del alma, sin la necesidad de una acción violenta que exija la atención hacia ella. El pensamiento lujurioso delata la culpabilidad de uno, sin necesidad de actos lascivos que lo confirmen. Los seguidores de Cristo se mantienen en un nivel más elevado. El caminar la segunda milla establece una norma para las relaciones con otros, ya sean económicas o de otro tipo. Cuando se ayuda a otro, voluntariamente o por un pago, se debe hacer alegremente y en abundancia – no el mínimo necesario, sino mucho más. Y no sólo debe amar a su vecino, ¡sino a su enemigo!  No juzgue a otros, perdónelos. La regla de oro es incondicional y es un resumen del mensaje. En todas las formas, uno se debe conducir con la mayor integridad posible.

La amonestación de Pablo en 1 Corintios 13 exige lo mismo de los seguidores de Cristo que el Sermón del Monte. La religión mormona utiliza la Versión del Rey Santiago de la Biblia en inglés, que traduce este atributo divino como caridad. El término “caridad” ha sido adoptado en el mormonismo, a partir del uso de esta Versión del Rey Santiago, para denotar el amor puro de Cristo, y diferenciar de las muchas connotaciones de ‘amor’ en el idioma Inglés. Como Pablo escribe, sin caridad de nada le sirve a la persona ninguna buena acción. Ya sea grande o pequeño, ningún acto o buena obra lo perfeccionará en Cristo.  Esto es posible sólo a través de la caridad. El decimotercer artículo de fe del mormonismo sugiere que sus creyentes tienen caridad, al menos en parte. Los seguidores del mormonismo creen todas las cosas, y esperan todas las cosas. La historia mormona muestra pruebas de soportar muchas cosas, y parte de la esperanza de la fe es seguir soportando. El Libro de Mormón también enseña acerca de la caridad. Hace eco de gran parte de los escritos de Pablo y, a continuación, añade que la caridad es un don de Dios, otorgado a los justos seguidores de Cristo, y a quienes lo desean se les amonesta que oren por ella, al igual que con todos los dones de Dios.

Dos principios del mormonismo que determinan la dignidad y rectitud en la Iglesia, y también separan al mormonismo del mundo, son la Ley de Castidad, y la Palabra de Sabiduría. La Ley de Castidad apoya las prácticas sexuales tradicionales que ya se están dejando de lado en el mundo moderno. El amor físico no es ni vergonzoso ni degradante en el mormonismo. El amor entre marido y mujer, y la posibilidad de participar con Dios en la creación de una nueva vida puede ser la cosa más sagrada confiada a la humanidad. Sin embargo, este don de Dios se dio dentro de límites específicos, y cuán terriblemente tantos lo han pervertido.  La Ley de castidad prohíbe las relaciones sexuales, salvo con el cónyuge con que el que esté legalmente casado. Se predica esto en una forma simple y llana, sin matices. Existe una gran presión social para abandonar, dejar de lado, o acomodar este mandamiento, pero el mormonismo no vacila. La Ley de Castidad también prohíbe ver o leer pornografía, participar en la masturbación, bromear o hablar irrespetuosamente acerca de este acto sagrado, y la excesiva preocupación por el sexo. El cumplir con el encargo más alto del Señor, se extiende más allá de lo que puede ser observado por los demás o apoyado por la Iglesia. Incluso un pensamiento lujurioso es contrario a este mandamiento. El refrenar la pasión es algo que debemos aprender a hacer en esta vida, y romper la Ley de Castidad es uno de los actos más ofensivos a Dios (Alma 39:5).

El segundo principio del mormonismo que es esencial para una vida pura es la Palabra de Sabiduría. Fue recibida como una revelación a José Smith en 1833. Desde entonces, ha sido aceptada como la ‘ley de salud’ mormona. La Palabra de Sabiduría proscribe el consumo de café, té, tabaco, alcohol y drogas ilícitas. También promueve el uso de granos, frutas, vegetales y hierbas, y el consumo limitado de carne. Algunos estudios han demostrado los beneficios de vivir esta ley, y el principio de la sección en Doctrina y Convenios advierte que la revelación se da por motivo de la maldad y hombres conspiradores, pero como en la Ley de Moisés, la sabiduría descansa, por último, en el Señor. La obediencia a este mandamiento trae el conocimiento y las bendiciones de salud prometidas, tanto físicas como espirituales.

El mormonismo también anima a sus adeptos a buscar conocimiento y perfeccionamiento. Los libros de Escritura mormones enseñan que el conocimiento que ganemos en esta vida, lo retendremos en la próxima vida, y que ello será ventajoso para nosotros (D & C 130:18-19). Esto es una prueba más de que la vida mortal no es sino un momento en el progreso eterno. José Smith ha dicho que seremos salvos en tanto obtengamos conocimiento. El mormonismo tiene un profundo compromiso con la educación y la adquisición de conocimientos. La Iglesia Mormona opera la Universidad Brigham Young, con campus en Provo, UT, Rexburg, ID, y Laie, HI. El Sistema Educativo de la Iglesia (SEI), establece la instrucción religiosa en los seminarios e institutos en casi todas partes en las que hay una congregación mormona. El Fondo Perpetuo para la Educación se inició en 2001. Este fondo realiza préstamos de dinero en base a una necesidad para permitir que los miembros pobres de la Iglesia asistan a las escuelas y obtengan capacitación y habilidades para obtener un empleo. El mormonismo se esfuerza por la educación de sus miembros, pero esta no siempre es la educación formal. A los padres se les anima a educar a sus hijos en casa con buenos libros y conversación. La Noche de Hogar es un programa del mormonismo diseñado para que las familias se reúnan por lo menos una vez por semana para aprender y mostrar devoción. Los programas para la juventud suelen tener reuniones una vez durante la semana y proporcionan instrucción similar.
Frecuentemente se organizan actividades para adultos, aunque no semanalmente, para proporcionar aprendizaje continuo durante toda la vida.

Un discurso dado durante Conferencia General mormona en el año 2000, sirve como una guía para aprender lo que es virtuoso, bonito, o digno de alabanza. “Un hombre con mente espiritual está atento a la belleza que hay en el mundo que le rodea… Nuestra conciencia de la música y literatura grandiosas y el arte sublime, es a menudo un producto natural de madurez espiritual” (Liahona, nov. 2000, 30). Aquí, las humanidades se mencionan como ennoblecedoras del alma. El estudio de la ciencia, las obras de la creación de Dios, también lo es. ¿Y cuán valioso sería un estudiante de derecho justo para todas las personas en todas partes? El campo de estudio no es tan importante como la naturaleza del estudio. Si el enfoque de aprendizaje está motivado por los dos grandes mandamientos, alabar a Dios, y ayudar al prójimo, entonces se trata de un deseo justo y eternamente beneficioso para el individuo. El mormonismo busca y acepta la verdad donde quiera que se encuentre, y el aprendizaje es una eterna búsqueda. La gloria de Dios es la inteligencia, o, en otras palabras, luz y verdad (D & C 93:36).

Regresar a creencias básicas

1 comentario

  1. DEIVI ANGULO SUMOZA dice:

    El refrenar la pasión es algo que debemos aprender a hacer en esta vida, y romper la Ley de Castidad es uno de los actos más ofensivos a Dios (Alma 39:5).Esto hace que la generacion humana dentro del contexto mas amplio de la sexualidad no sea algo puramente biologico sino que afecta al nucleo intimo de la persona human en cuanto a tal, por tanto, es esencialmente distinta a la propia vida animal

Deja un comentario

Búsqueda

La Escritura del día

Y ahora bien, amados hermanos míos, percibo que aún estáis meditando en vuestros corazones; y me duele tener que hablaros concerniente a esto. Porque si escuchaseis al Espíritu que enseña al hombre a orar, sabríais que os es menester orar; porque el espíritu malo no enseña al hombre a orar, sino le enseña que no debe orar. Sí, y habrá muchos que de esta manera enseñarán falsas, vanas e insensatas doctrinas; y se engreirán en sus corazones, y tratarán afanosamente de ocultar sus designios del Señor, y sus obras se harán en las tinieblas.

2 Nefi 32:8-9

Música

Únase a nosotros en:

  • ¡Chat! ¡Video Chat! ¡Blogs! ¡Foros! y mucho mas!

    ¡Nos vemos en el nuevo sitio
    MormonSUD.ning.com!

Temas populares

Enlaces

Otros enlaces útiles