FAMILIAS MORMONAS

Preparando a sus hijos para la vida

Valerie Steimle es miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mujer “mormona”). Ha estado escribiendo como una defensora de la familia por los últimos 20 años. Es la madre de nueve hijos y vive en el sur de Alabama y es la autora de cuatro libros y una columna semanal en el periódico, Pensamientos del Corazón.

Preparar a los hijos utilizando el evangelio de Jesucristo

libro-mormon-familiaCuando una pareja se casa, la inclinación natural es tener hijos. La realidad de la paternidad es una sorpresa tal para la mayoría de parejas que no se dan cuenta de a que se están metiendo cuando llega su primer hijo. La tarea se vuelve abrumadora. Proverbios nos dice: “Instruye al niño en su camino; y aun cuando fuere viejo, no se apartará de él” (Proverbios 22:6). Las horas utilizadas en capacitar y alentar a los hijos a través de los años de la adolescencia son grandemente recompensadas por diez veces cuando estos hijos se convierten en adultos felices y exitosos. Hay cinco áreas de interés que los padres deben comprender para ayudar a prepararse a sus hijos.

 

1. Los cimientos del evangelio: El presidente Spencer W. Kimball (presidente fallecido de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días dijo una vez en un discurso de una conferencia general: “Nuestro éxito, individual y como Iglesia, estará grandemente determinado por cuán fielmente nos enfocamos en vivir el evangelio en nuestros hogares” (Ensign, mayo 1978, p. 101). Por las alentadoras palabras de nuestros profetas y apóstoles, sabemos que debemos enseñar a nuestros hijos a orar y leer las escrituras diariamente. Pero conforme las familias empiezan y crecen, la vida se vuelve más complicada. Los padres se encuentran en grandes dificultades para mantener al adversario fuera de sus vidas y el Espíritu del Señor dentro. Tomarse el tiempo para orar y leer, sin importar cuán poco sea, rinde grandes dividendos de grandes bendiciones a los padres cuando oran y leen juntos con frecuencia. Cuantos más días participen constantemente como familia, mejor podrá el Espíritu ayudar continuamente a sus familias. Con nueve hijos por criar fue un gran desafío encontrar el tiempo para orar y leer juntos. En ocasiones debido a las circunstancias, no todos podíamos estar ahí todo el tiempo, pero lo seguíamos intentando. Estos momentos no fueron siempre perfectos pero el sentido de constancia ayudó. Los hijos jóvenes necesitan saber que las escrituras son la palabra del Padre Celestial a nosotros, y que practicar por cinco minutos cada día mientras escuchan, puede mejorar su duración durante la Reunión Sacramental.

2. Formar en habilidades para la vida: Todos sabemos que los niños necesitan aprender habilidades para la vida tales como limpiar la casa, hacer la lavandería, cocinar, coser y organizar. Empezando a una edad temprana, los hijos jóvenes aprenden a hacer sus camas, poner sus juguetes a un lado y ayudar a mamá a limpiar el baño. Estas son habilidades importantes que aprender y debe hacerse, a menos que la familia tenga el dinero suficiente para contratar un ama de casa. He oído de varios padres que les han hecho un flaco favor a sus hijos al no dejarles ninguna tarea o trabajo dentro de su hogar, lo que les da una falsa sensación de seguridad cuando estos niños enfrentan el mundo. Para la mayor parte, la mayoría de padres son lo suficientemente sensibles para saber que el enseñar a sus hijos habilidades de vida es una parte importante de criar una familia. Hay muchas maneras diferentes en que los padres pueden cumplir este entrenamiento y los padres pueden encontrar cientos de ideas diferentes de otros padres, libros escritos especialmente para este propósito en el internet. La manera en que escojan hacerlo no tiene importancia, lo importante es que se haga.

3. Asociaciones sociales: los hijos necesitan aprender que es socialmente aceptable en un ambiente grupal. El enseñar a nuestros hijos amabilidad, cortesía y modales es una parte importante de formar a un hijo. Ya sea que vayan a una escuela pública o se queden en casa con mamá, siempre es prudente enseñar a los niños la importancia de la cortesía y los modales empezando con el ejemplo de los padres.

Del sitio web llamado “Intercambio de Crianza”, una experta en crianza de los hijos, Karen Stevens, dice esto acerca de los modales: “Tener modales es una habilidad social que los padres ayudan a sus hijos a dominar; es muy importante. El don de llevarse cordialmente bien con los demás abre las puertas de las oportunidades que permanecen cerradas para los niños que actúan sin consideración o de manera ofensiva”.

Una de las preparaciones para la vida es aprender a ser amable y considerado y saber cómo asociarse con otras personas.

4. Aprender a trabajar: La preparación en esta vida para ser un buen trabajador está muriendo lentamente con cada nueva generación. En el entorno del consultorio de un doctor, los padres estaban debatiendo sobre las dificultades que tenían con motivar a sus propios hijos a ayudar en casa y tener una mayor responsabilidad. Como un padre comentó, “muchos padres toman dos trabajos para poder llegar a fin de mes sólo para llegar a una casa con hijos que están viento TV o jugando videojuegos esperando que sus madres los abastezcan”.

Es triste cuando los hijos no son preparados para trabajar duro mientras sus padres hacen y ayudan a sus familias a tener éxito, en lugar de estar constantemente impulsado a hacer tareas simples y luego a una edad apropiada aprender a trabajar para cuidarse de sí mismo. Las horas de servicio voluntario o hacer el trabajo en casa como el podar el césped, lavar la ropa o pasar la aspiradora puede ser una buena forma de empezar a enseñar a los hijos cómo trabajar. Aquellos que pueden entrenar a sus hijos con constancia para saber la importancia de ayudar están muy por delante de la multitud cuando sus hijos entran al mundo siendo adolescentes y asumen un empleo externo.

De un discurso llamado El valor del trabajo, impartido en la sesión de la conferencia general de abril de 1982 de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, J. Richard Clarke nos dice: “El trabajo es una bendición de Dios. Es un principio fundamental de la salvación, tanto espiritual como temporal. Cuando se echó a Adán del jardín que había sido su hogar, se le dijo que con el sudor de su rostro conseguiría el pan. Notad estas palabras: “. . . maldita será la tierra por tu causa. . .” (Moisés 4:23; énfasis agregado); en la versión del inglés “por tu causa” se traduce como, “por tu bien” lo que no sólo se puede interpretar por tu causa sino para tu beneficio. No sería fácil dominar la tierra; pero ese era a la vez, su problema y su bendición, al igual que para nosotros. Son afortunados los jóvenes que han aprendido a trabajar, y sabios son los padres que requieren que sus hijos aprendan a ser responsables y alcancen un nivel aceptable de rendimiento”.

Este aprendizaje de amar el trabajo requiere tiempo y paciencia pero es necesario para una vida próspera.

5. Desarrollar los talentos: A todos se nos ha dicho por medio de los líderes de la Iglesia y otros discursantes motivadores que todos tenemos talentos. De las palabras del presidente Joseph F. Smith, ex presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días dijo en 1939 (Doctrina del Evangelio, 5ta ed. Página 370) “Todo hijo y toda hija de Dios ha recibido algún talento, y cada cual tendrán que rendir cuentas precisas del uso o abuso que se haga de él”.

Como podemos leer en Mateo en el Nuevo Testamento (Mateo 25:14-30) un talento es una clase de mayordomía y si no servimos bien en nuestra mayordomía, será quitado de nosotros. Como padres, sabemos que nuestros hijos necesitan ser moldeados o alentados para encontrar en lo que pueden perfeccionar y practicar esa habilidad. Ya sea en arte, danza, música, escritura o cualquier otra habilidad que nuestros hijos tengan como interés, podemos ayudarlos a desarrollar algo en ellos que pueda bendecir la vida de los demás.

Estas cinco áreas de interés para los padres al ayudar a sus hijos pueden incrementar grandemente el éxito de la vida de sus hijos para que puedan ser adultos felices y saludables y les agradecerán por impulsarlos constantemente en la dirección correcta.

Recursos Adicionales:

The family is the fundamental unit of society. The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints (inadvertently called by friends of other faiths as the “Mormon Church”).

La familia es la unidad fundamental de la sociedad. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (inadvertidamente llamada por amigos de otras religiones como la “Iglesia Mormona”).

Aprenda por que la familia es tan importante.

Solicite una copia gratis del Libro de Mormón

Sitio web de Valerie: Strengthen Your Home. (Fortalezcan Su Hogar)

Deja un comentario

Búsqueda

La Escritura del día

He aquí, quien se ha arrepentido de sus pecados es perdonado; y yo, el Señor, no los recuerdo más. Por esto sabréis si un hombre se arrepiente de sus pecados: He aquí, los confesará y los abandonará.

D&C 58:42-3

Música

Únase a nosotros en:

  • ¡Chat! ¡Video Chat! ¡Blogs! ¡Foros! y mucho mas!

    ¡Nos vemos en el nuevo sitio
    MormonSUD.ning.com!

Temas populares

Enlaces

Otros enlaces útiles